Rubros Comerciales

ABRIR UNA DIETÉTICA EN CAPITAL FEDERAL

ABRIR UNA DIETÉTICA EN CAPITAL FEDERAL

Quién recorre la ciudad se puede encontrar todos los días con un nuevo local de venta de productos naturales. Esta tendencia de crecimiento del sector parece no tener freno, y por este motivo una gran cantidad de emprendedores se vuelcan al negocio. Si estás pensando en iniciar tu actividad en el rubro es importante que sepas que cada comercio requiere una habilitación específica para su actividad.

En los últimos años los hábitos de consumo fueron mutando hacia una alimentación más natural y de menor cantidad de productos ultraprocesados, lo que provocó una gran expansión de un tipo de local que  hasta hace poco tiempo pasaba desapercibido por la calles porteñas: la Dietética.

La masiva industrialización de los alimentos y el uso de los agroquímicos han puesto un signo de pregunta sobre la calidad de los productos que ingerimos y su relación con la salud y la calidad de vida que llevamos.

Cada vez más personas se cuestionan el modo de alimentación de nuestros días, y se han volcado a experimentar nuevas tendencias donde se prioriza la calidad de los alimentos y a su vez, el uso correcto de ellos en función de sus beneficios particulares.

Esto generó el espacio para la apertura de locales que ponen énfasis en estas cuestiones tan importantes para la salud.

Abrir una dietética, implica varios aspectos a considerar, más allá de los relacionados con los productos que se ofrecerán.

En primer lugar, es clave la elección de la ubicación, ya que se deberá prestar atención a la saturación de la zona. Si hay varios locales similares, el mercado que tendremos se va a dispersar y es probable que no podamos acaparar gran cantidad de clientes. Si bien este punto parece obvio, no es un dato menor, ya que en el último tiempo algunas dietéticas tuvieron que cerrar por no poder competir en una zona saturada de oferta.

Por otro lado, es clave la diferenciación con la competencia. Si hay varias dietéticas cerca, tu local tiene que tener características distintivas que te ayuden a captar mayor atención y fidelizar a tus clientes (decoración del local, tipo de productos, merchandising, atención personalizada, etc).

También es importante decidir el tamaño del local, poniendo especial énfasis en los productos que vamos a vender y en la cantidad en la que los vamos a ofrecer. De nada sirve alquilar un local muy grande, si no tenemos la posibilidad económica de llenarlo de mercadería, y hasta puede ser contraproducente: un local grande con pocos productos genera una sensación negativa de vacío en el consumidor.

Tampoco sirve alquilar un local chico y querer llenarlo de alimentos, al punto de que no haya espacio para caminar cómodamente. En resumen, hay que hacer un análisis equilibrado entre el tamaño del local y la cantidad de productos que voy a ofrecer al público.

PASOS PARA HABILITAR UNA DIETÉTICA EN CABA

Una vez que hayamos encontrado el local ideal de acuerdo a los parámetros anteriores, es momento de abordar el tema de la habilitación municipal (así se denomina al permiso para poder comercializar en la ciudad de Buenos Aires).

Es fundamental antes de reservar el local, ponerse en contacto con gestores profesionales en habilitaciones a fin de verificar si la ubicación donde se encuentra es apta para habilitar el rubro deseado.

En la gran mayoría de los casos la ubicación resulta apta, ya que el Código de Planeamiento Urbano de la Ciudad de Buenos Aires es bastante permisivo con este tipo de locales. Sin embargo, resulta perfectamente posible que la ubicación tenga determinados obstáculos que dificulten el proceso de habilitación volviéndolo más largo y costoso.

Chequear que la zona donde está el local no se encuentre en un Área de Protección Histórica

Es el caso por ejemplo de las áreas de protección histórica donde el proceso para autorizar la habilitación se vuelve más complicado. Al haber más organismos gubernamentales implicados, son más las autorizaciones necesarias.
De esta forma, es importante conocer de antemano cómo va a ser el proceso de habilitación para tomar la decisión de alquilar el local o dar marcha atrás a tiempo.

Una vez que confirmamos que la zona es apta, surge la cuestión de si el local es habilitable en base a sus características estructurales.

ABRIR UNA DIETÉTICA EN CAPITAL FEDERAL

Preguntas relacionadas con habilitar una Dietética en caba:

1. ¿Cuántos metros cuadrados necesito?
2. ¿Es suficiente con un solo baño?
3. ¿Qué sucede si hay un escalón en la entrada que impide la entrada de
personas con discapacidad?
4. ¿Puedo poner una oficina separada dentro del local?
5. ¿Puedo tener un depósito de mercadería?

Son todas preguntas que merce la pena evaluar detenidamente para saber no sólo cuán difícil será el procedimiento de hablitación, sino cómo va a ser la operatoria cotidiana del local.  Y muchas de ellas no se pueden responder directamente, sino que llevan a más preguntas, como por ejemplo:

● ¿Cuál es la antigüedad del inmueble?
● ¿Cómo es la ventilación de los sectores?
● ¿Cuál fue el uso que se le dio previamente al local?
● ¿Cuánta gente va a trabajar en él?
● ¿Qué tipo de productos se van a ofrecer?

Resulta crucial realizar un análisis previo de estos temas para poder
asegurarnos que la habilitación se va a poder realizar favorablemente.

En la mayoría de los casos, alcanza con un simple llamado telefónico a nuestro estudio para poder hacer una primera evaluación y darte la tranquilidad que necesitas para confirmar que el local va a ser habilitable. En otros casos más complicados, se va a requerir una visita al local previa al alquiler para determinar su viabilidad.

Resuelto este tema, es relevante saber qué documentación vamos a necesitar para realizar la habilitación.  En algunos casos además de la participación del inquilino como titular del negocio se va a necesitar la participación del propoetario. En estas ocasiones se deberá lograr que se comprometa a gestionar todos los papeles que sean necesarios (planos del inmueble, reglamento de copropiedad, boleta de ABL, etc).

En conclusión, el objetivo de todos estos puntos siempre es el mismo: No llevarse ninguna sorpresa ni disgusto relacionados al proceso de habilitación, y poder poner todo nuestro esfuerzo y energía en cómo llevar a cabo el emprendimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *